Castración: antes, siempre es mejor